Entregas

Campillo Palmera adquiere 60 Stralis

1Ene2011

Campillo Palmera, empresa dedicada al transporte y la logística a nivel internacional, con sede en Molina de Segura (Murcia), se ha decidido por Iveco como proveedor de vehículos industriales hasta el punto de adquirir 60 cabezas tractoras Stralis, reforzando con ello su oferta de servicios.

Los nuevos vehículos, que han sido entregados por el concesionario oficial de Iveco, Ginés Huertas Industriales, sirven para completar una flota de 500 camiones, a lo que hay que sumar unas instalaciones que superan los 60.000 metros cuadrados, teniendo delegaciones en Barcelona, Sevilla, Cartagena y El Magreb.

Un camión excepcional

El modelo elegido por Campillo Palmera es el Stralis de la serie AS440S50T/P que cuenta, entre otras, con las siguientes características:

Cabina AS que además de un máximo espacio cuenta con múltiples compartimentos de almacenaje y gran altura libre interior que facilita la movilidad del profesional.

• Salpicadero totalmente ergonómico y funcional que ofrece una amplia información al conductor, el cual en ningún momento tiene que desviar la atención de su cometido durante la marcha.

Motor Cursor 13, de 12,9 litros de capacidad con una potencia declarada de 500 CV entre las 1.525 y las 1.900 rpm, con un par máximo de 2300 Nm entre las 1.000 y 1.525 rpm.

Tecnología turbo Brake, el freno motor más potente del mercado dentro de su segmento con una potencia de frenada de 462 CV, y lo mejor de todo ello, sin ningún tipo de desgaste y mantenimiento.

Tecnología SCR para la reducción de las emisiones, que se muestra como la más adecuada.

Retarder y cambio automatizado Eurotronic con 12 velocidades, que sobresale por su perfecta sintonía con el propulsor y el eje posterior, dotando al conjunto de unas prestaciones ideales para el máximo aprovechamiento en todos los recorridos, y todo ello manteniendo siempre una velocidad media muy elevada.

Gestión de frenos electrónica mediante sistema EBS, que incluye de serie ABS, ASR, EBL, control desgaste y adecuación individual de cada rueda, lo que se traduce en una seguridad durante la marcha inmejorable.

Retardador hidráulico, integrado en la caja de cambios, con el mínimo peso y máxima eficiencia, sin desgaste alguno.

Casi seis décadas al servicio de sus clientes

Campillo Palmera inició su actividad en 1953 y, a lo largo de 58 estos años operando en el sector logístico, ha llegado a ser una empresa pionera en la incorporación de nuevas tecnologías a su flota de vehículos para garantizar a sus clientes el mejor servicio posible, hasta el punto de alcanzar un nivel de excelencia, profesionalidad y compromiso difícilmente igualable, lo que supone un gran aval en el sector y le sirve al mismo tiempo para acometer su actual proceso de expansión.