Editorial

Comenzar con buen pie

13Nov2012

Carmelo ImpellusoDirector General  Comercial para España y Portugal

No existe mejor método para conocer a fondo un nuevo vehículo, como en este caso nuestro Iveco Stralis Hi-Way, que conducirlo. Y esto es lo que hicieron más de 300 empresarios de transporte, quienes tuvieron la oportunidad de probar 25 cabezas tractoras en diferentes configuraciones de la nueva gama en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, en Valencia. La experiencia, a juzgar por las impresiones de los protagonistas, no pudo ser más positiva: en un baremo del 1 al 5, la nota media alcanzada por el nuevo Stralis fue de 4,5.

Quiero señalar que uno de los apartados que llamó poderosamente la atención fue la nueva tecnología implantada en nuestro vehículo, sobre todo el sistema Iveconnect. Como seguramente ya conocen nuestros lectores, se trata de un dispositivo telemático que integra avanzadas funciones de información y servicio tanto para el conductor como para la empresa. No sólo ofrece entretenimiento, ayuda a la navegación y asistencia a la conducción, sino que además añade un completo sistema de gestión para las pequeñas, medianas y grandes empresas. Datos necesarios e imprescindibles para mejorarla competitividad y la rentabilidad de la compañía.

Nuestros invitados pudieron comprobar, en una serie de ejercicios prácticos, el excelente comportamiento del vehículo en condiciones difíciles simuladas en pista: maniobras en suelo mojado, slaloms, arranques en cuesta, aceleraciones y frenadas bruscas poniendo a prueba nuestros modernos sistemas de seguridad.

Y es que la tecnología, la fiabilidad, la eficacia y la rentabilidad de nuestros vehículos pesados y ligeros, así como el servicio que presta nuestra red de concesionarios y talleres, son cada vez más apreciadas por los transportistas. Prueba de ello es que los datos estadísticos de matriculaciones, al cierre de esta edición de Iveco al Día, mostraban claramente que seguimos manteniendo la posición de liderazgo en Ligeros (Daily) y Medios (Eurocargo); y estamos seguros que sucederá lo mismo en Pesados.

No quiero despedirme sin antes felicitarles, de todo corazón, estas Fiestas, en nombre de todos los que componemos esta compañía, deseándoles toda clase de venturas y, sobre todo, ánimo, para el próximo año. Este sector ha demostrado siempre ser capaz de sobreponerse a todas las dificultades.

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!