Salud Sin categoría

Hacer frente al calor

Combatir el calor

Llega el verano y con ello las altas temperaturas. Ni que decir tiene que combatirlo se ha convertido en uno de lnuestros grandes retos, pues de ello depende nuestra salud y, en el caso de los conductores profesionales, poder estar en perfectas condiciones de cara a la conducción.

Bien es cierto que ya prácticamente el 100% de los vehículos de hoy en día cuentan con aire acondicionado, pero no podemos obviar que muchas veces las causas de las emergencias por el calor llegan por diferentes caminos.

Por lo pronto, dichas emergencias se pueden encuadrar en tres categorías, cada una de ellas de creciente severidad: calambres por el calor, agotamiento por el calor e insolación.

Luego, claro está, hay personas que son más proclives que otras a sufrir este tipo de anomalías, siendo los obesos –también los niños y los ancianos- lo que mayor riesgo tienen. También aquellos que consumen determinados medicamentos y alcohol soportan un mayor riesgo.

Con todo, es la insolación el problema más grave, en tanto que puede ocasionar shock, daño cerebral, insuficiencia orgánica e incluso la muerte.

Recomendaciones para combatir el calor

Los síntomas preliminares de la enfermedad por el calor están relacionados con la sudoración profusa, la fatiga, la sed y los calambres musculares. Además, tenemos los síntomas tardíos del agotamiento por el calor, que incluyen dolor de cabeza, desmayos y mareos, náuseas y vómitos, etc.

Asimismo, los síntomas de insolación abarcan fiebre, con temperaturas superiores a los 40ºC, comportamiento irracional, respiración rápida y superficial, pulso rápido y débil, pérdida del conocimiento, etc.

En el caso de sufrir algún tipo de anomalía se deben aplicar una serie de primeros auxilios, como aplicar compresas húmedas o frías sobre la piel, ingerir bebidas isotónicas o masajear fuertemente los músculos afectados si nos vemos afectados por calambres musculares.

Lo que se debe y no se debe hacer

Consejos para las altas temperaturas

Así y todo, nunca deberemos subestimar la gravedad de una enfermedad a causa del calor, ni suministrar ningún líquido que contenga alcohol o cafeína. Tampoco medicamentos para tratar la fiebre, ni bebida alguna si está vomitando o se encuentra inconsciente.

Por otro lado, deberemos llamar a las emergencias siempre la persona haya perdido el conocimiento, haya alguna alteración de la lucidez mental, la fiebre sea superior a los 38,8º C o se presenten síntomas de insolación como pulso y respiración rápidos.

Prevención

Para preservarnos de los golpes de calor, insolaciones o cualquier otro tipo de anomalía relacionada con las altas temperaturas, es recomendable seguir una serie de sugerencias: usar ropas sueltas y ligeras en climas cálidos -también una gorra ahorra muchos problemas-, descansar con frecuencia en espacios sombreados, tomar mucho líquido o dejar que el habitáculo se enfríe antes de subir al vehículo.

https://web.archive.org/web/http://www.ivecoaldia.com:80/profesion/salud/155-hacer-frente-al-calor-.html